domingo, 27 de enero de 2013

Detección Oportuna

Los defectos de nacimiento (congénitos) se pueden diagnosticar durante el embarazo o después de que nace el bebé, dependiendo del tipo de defecto.

Durante el embarazo: pruebas prenatales

Pruebas de detección
Una prueba de detección es un tipo de prueba o procedimiento para determinar si la madre o su bebé tienen algunos problemas específicos. Las pruebas de detección no proporcionan un diagnóstico específico, para ello es necesario hacer pruebas diagnósticas (ver más adelante). Las pruebas de detección pueden arrojar un resultado anormal aun cuando la madre o el bebé no tengan ningún problema. Es menos frecuente que los resultados sean normales y que un problema existente pase inadvertido. A las mujeres embarazadas se les suelen ofrecer pruebas de detección de defectos de nacimiento u otros problemas maternos o fetales. Hable con su médico si tiene inquietudes acerca de las pruebas prenatales.

Pruebas de detección del primer trimestre
Las pruebas de detección del primer trimestre son una combinación de exámenes que se realizan entre las 11 y 13 semanas del embarazo. Se utilizan para identificar ciertos defectos de nacimiento en el corazón del bebé en gestación o alteraciones cromosómicas, como el síndrome de Down. Estas pruebas de detección consisten en análisis de sangre materna y ecografías.
  • Análisis de sangre materna 
    Se trata de un simple análisis de la sangre de la madre. Se miden los niveles de dos proteínas, la gonadotropina coriónica humana (hCG) y la proteína plasmática A asociada al embarazo (PAPP-A). Si los niveles de proteínas resultan anormalmente altos o bajos, el bebé puede tener una alteración cromosómica.
  • Ecografía 
    La ecografía crea imágenes del bebé. En la ecografía del primer trimestre, se buscan signos de acumulación de líquido detrás del cuello del bebé. Si se observa una cantidad de líquido mayor de lo normal, el bebé podría tener una alteración cromosómica o un defecto del corazón.
Detección en el segundo trimestre
Las pruebas de detección del segundo trimestre se llevan a cabo entre las 15 y 20 semanas. Se utilizan para identificar ciertos defectos de nacimiento en el bebé en gestación. Consisten en una prueba de detección en suero materno y una ecografía para observar anomalías.
  • Análisis de suero materno
    Consiste en un simple análisis del suero de la sangre de la madre para determinar si la mujer presenta un mayor riesgo de tener un bebé con ciertos defectos de nacimiento, como defectos del tubo neural y alteraciones cromosómicas, incluido el síndrome de Down. También se le llama prueba de detección "triple" o "cuádruple", según el número de proteínas que se analice en la sangre de la madre. Por ejemplo, una prueba de detección cuádruple mide los niveles de 4 proteínas AFP (fetoproteína-alfa) hCG, estriol e inhibin-A. Generalmente, la prueba de detección en suero materno se realiza durante el segundo trimestre.
  • Ecografía de detección de anomalías
    La ecografía crea imágenes del bebé. Esta prueba por lo general se realiza entre las 18 y 20 semanas del embarazo. La ecografía se utiliza para evaluar el tamaño del bebé y para buscar defectos de nacimiento u otras anomalías.

1 comentario:

  1. La ecografía 3D y 4D en Alta Resolución, HD Live, constituye la última novedad en servicios de ecografías. Las ecografías en alta resolución brindan una claridad de imagen con un realismo único. El uso de la ecografía 4D nos ha permitido aprender más del desarrollo de los movimientos y conductuales fetales que hasta ahora eran desconocidos.

    ResponderEliminar